Delegación de familiares y compañeros de Ayotzinapa durante la Caravana por el Sur. Barrio de Santa Catarina, San Cristóbal de Las Casas, 30 de julio de 2015 © SIPAZ
ENFOQUE: Guerrero – La violencia multidimensional a casi un año de la desaparición forzada de los normalistas de Ayotzinapa
06/09/2015
Performance en defensa de los derechos de los migrantes centroamericanos al cruzar México, San Cristóbal de Las Casas, julio de 2015 © Moysés Zúñiga Santiago
ARTÍCULO: Las muchas formas de luchar: caminar, alumbrar y sembrar
06/09/2015

SIPAZ : Celebrar compartiendo conocimiento

© SIPAZ

“Porque ahora y desde hace ya un tiempo vemos que en muchos rincones se encienden
luces.Luces de rebeldía y resistencia.
A veces pequeña como la nuestra.
A veces grandes.
A veces tardan.
A veces sólo un chispazo que rápido se apaga.
A veces siguen, sin apagarse en la memoria.
Y en todas esas luces se adivina que el mañana que siga será muy otro”.
(EZLN, diciembre de 2014, Oventik)

Este año, el Servicio Internacional para la Paz (SIPAZ) está de aniversario. Tras su fundación en 1995, posterior al levantamiento armado del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) y como respuesta al llamado del obispo Samuel Ruiz a la observación internacional para frenar la represión hacia las comunidades originarias, 2015 es el 20° año de presencia de SIPAZ en México. A día de hoy, dos décadas después, seguimos trabajando para la disuasión y la prevención de la violencia sociopolítica no sólo en Chiapas sino también en los estados de Oaxaca y Guerrero.

 

© SIPAZ

© SIPAZ

Creemos que esta permanencia física de SIPAZ en México por 20 años es un hecho a celebrar. Dos decenios de trabajo en acompañamiento internacional, nos han brindado incontables experiencias. Por eso, decidimos que esta fecha clave es un buen momento para pararnos a recopilar los principales aprendizajes que nos ha brindado el caminar junto a las organizaciones civiles, movimientos sociales y procesos organizativos que trabajan día con día para la construcción de un mundo mejor. Muchos son los procesos y luchas que SIPAZ ha tenido el privilegio de acompañar y, consecuentemente, muchos son los saberes adquiridos. Con la disposición de compartir conocimientos, estamos en el proceso de elaboración de varios materiales. Como ya les compartimos anteriormente, estamos preparando un libro sobre la situación de las mujeres en estos últimos 20 años en Chiapas: los cambios -o no- en la vida de las mujeres, en sus oportunidades de participación, sus acciones organizadas, en el imaginario colectivo, etc. Además de este material, se están gestando otros dos productos sobre procesos no violentos y de construcción de paz que hemos acompañado. El primero de ellos es un vídeo documental que mostrará el ejemplo de diferentes procesos organizados de lucha y resistencia por los derechos, el territorio, la dignidad y la justicia de los pueblos originarios en las zonas donde trabajamos. El segundo producto es un libro que compilará los aprendizajes generales sobre las luchas y resistencias desde la perspectiva de la no violencia con las que se ha tenido vínculo y, en algunos casos, SIPAZ ha podido hacer acompañamiento internacional caminando a su lado. Ambos materiales se presentarán en el foro interno “20 Años acompañando luces de esperanza”, que se realizará a finales de noviembre. Tenemos la voluntad de que sea un espacio festivo y de encuentro de estas luces de esperanza acompañadas, así como de compartición de reflexiones y ‘senti-pensares’ de las y los protagonistas del brillar de estas luces.

 

 

© SIPAZ

© SIPAZ

El objetivo de todo este trabajo es doble. Primeramente, es un ejercicio de reflexión para SIPAZ, para valorar nuestro accionar a lo largo del tiempo, con ánimo de evaluar la pertinencia de nuestras estrategias en relación con los cambios de contexto, e ir reajustándolas tal y como requiere el momento actual. En segundo lugar, queremos provocar la “contaminación por buenos ejemplos”. Creemos que otras personas, luchas y resistencias pueden encontrar modelos de inspiración en estos materiales, para dar sus propios pasos hacia el horizonte que se hayan marcado, en el marco de sus tiempos y sus geografías. Confiamos en que visibilizando acciones, por pequeñas que sean, de grupos que caminan hacia la justicia, contribuiremos al aumento de la esperanza, a la vez que servirá de ánimo para que otras y otros aporten su granito de arena en esta construcción colectiva de la Paz con Justicia.

 

En estos 20 años hemos vivido grandes gritos como el “¡ya basta!” del EZLN en Chiapas (1994), el “voto por voto, casilla por casilla” de Andrés Manuel López Obrador (2006), el “¡hasta la madre!” del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad (2011), el “¡ya no!” de Mireles y las autodefensas en Michoacán (2012) o el “fue el Estado” de Ayotzinapa en Guerrero (2014). Todos ellos han sido espejo donde mirarse y han sido como una sacudida para no dejarnos indiferentes ante la dureza de la realidad. Pretendemos que los aprendizajes que les compartiremos interpelen y provoquen, para fomentar reflexión que haga pensar dónde cada una y cada uno está ubicado, cuál es su papel hacia la consecución de la paz, de la justicia y la dignidad. Creemos que las luchas requieren de organización para que, sumando los esfuerzos de todas y todos, se den pasos hacia la consecución de lo que los pueblos originarios nos han enseñado como lekil kuxlejal o el “buen vivir”. Como nos compartieron las y los compañeros del EZLN en el Seminario “El pensamiento crítico frente a la Hidra capitalista”: y tú, ¿qué?.