Desplazados de Chenalho: Pocas esperanzas de retorno
29/12/1998
SUMARIO: Acciones recomendadas
31/05/1999

ENFOQUE II: Encuentro con Gandhi – un llamado a la imaginación

En octubre de 1998 se realizó en San Cristóbal de Las Casas, por iniciativa de SIPAZ, una exposición sobre la vida y el pensamiento de Gandhi (ver también el informe anterior, Año 3 – Nº 4), luchador social y político que logró en 1947 la independencia de La India por la vía pacífica. La exposición, titulada ‘Encuentros con la Verdad’ para conmemorar el 50º aniversario de su muerte, incluía una muestra de fotos y textos reflejando la vida, la filosofía y labor de Gandhi. Junto con la exposición organizamos varias actividades culturales y de reflexión, incluyendo meditaciones, teatro, video, música y poesía. Varias organizaciones y universidades eran los patrocinadores de los eventos y contamos con unos 70 voluntarios para apoyar en la organización.

A la mayoría de los eventos asistieron entre cien y doscientos chiapanecos, de todas las edades. Se puso especial cuidado en invitar a los más variados sectores sociales como mujeres, niños, estudiantes e indígenas. En las semanas precedentes y durante la exposición, se hicieron presentaciones en varias escuelas y universidades para sensibilizar a los estudiantes sobre la vida de Gandhi y la lucha no violenta. En unas treinta visitas guiadas de la exposición participaron más de 800 niños de primarias, y también desplazados pertenecientes a la organización ‘Las Abejas’.

En el marco de la exposición uno de los eventos que llamó la atención fue el ciclo de conferencias que estuvo pensado para enfocar la filosofía gandhiana frente a la situación chiapaneca. En ese sentido uno de los conferencistas, Gustavo Esteva, comentó: “En las condiciones actuales de Chiapas, de México, del mundo, nada es más pertinente que relacionar la figura de Gandhi con el zapatismo y con la lucha indígena, con este hombre extraordinario, el más notable del siglo XX, al que algunos consideran el filósofo del siglo XXI.”

Según Esteva es importante reflexionar sobre ‘la opción Gandhiana’ porque, “la no violencia que promovía Gandhi es una forma política de organización de la vida. Ni Gandhi sabía, ni los zapatistas saben cuál es la forma de esta sociedad; desconocen como se realizará en lo concreto, cuáles serán las instituciones, las estructuras que permitan esta forma de existencia social que no ha existido en el planeta; porque si bien, como decía Gandhi, ‘la no violencia es tan vieja como los cerros’, también es cierto que esa forma de organización de la vida social no ha existido en ninguna parte y por esto, si se trata de ideales encarnados, si se trata de no pensar en un distante futuro y en una cierta utopía para vivirla después, se trata entonces de ir avanzando en estos ideales dando formas concretas a la organización social que se basa en la no violencia.”

Frente al estancamiento del proceso de paz, es muy pertinente y valioso abrir la imaginación a nuevas formas de lucha no violenta. Otro conferencista, Rafael Landerreche (SERPAJ-Tabasco) dijo al respecto: “Yo interpreto que quienes dicen que ya no existen caminos para la paz, en realidad lo que tienen agotada es la esperanza; quien dice hoy que en México el camino es el de las armas no lo dice porque haya realizado un análisis racional sino que se expresa desde la pérdida de la esperanza en el camino de la paz y se está yendo por el otro camino como un simple desahogo de su falta de esperanza, insisto, no como una auténtica propuesta que tenga viabilidad. A este respecto, yo diría que hay algo en el sentido común, pero que también encaja desde este planteamiento de la no violencia, que nos dice que no es sabio dar una batalla con las armas en las que el enemigo es experto, que no es sabio dejar que el enemigo escoja el terreno en el que él si puede luchar. (..) Ellos no tienen las armas de la verdad, de la autoridad moral, del apoyo popular, entonces podemos responder que las armas con las cuales hay que hacer la lucha no violenta son éstas.”

Para dar seguimiento a los intereses que despertó este evento excepcional, SIPAZ ofrece espacios de reflexión a miembros de las ONG, grupos religiosos de diferentes iglesias y escuelas, etc. (vea artículo en este informe).

Este ciclo de conferencias y esta exposición nos dan un respiro en estos tiempos difíciles, y una luz y guía que nos refresca la memoria del “Por dónde y cómo trabajar”, si queremos lograr que las cosas cambien “por el bien común y para siempre”. (Margarita)

Gracias, muchas gracias por traernos esta gran inspiración en forma de esta exposición de Gandhi. (Ronald)

Me siento muy emocionada y profundamente agradecida con las personas que hicieron posible compartir esta filosofía con nosotros aquí en San Cristóbal. (Gabriela)