ENFOQUE II: Elecciones en Chiapas
30/11/1998
ANALISIS: Chiapas: Pasos adelante… Pasos atrás
26/02/1999

Desplazados de Chenalho: Pocas esperanzas de retorno

A raíz de la masacre de Acteal, se contaron más de 6.000 nuevos desplazados en el municipio de Chenalhó. Pero el drama del desplazamiento había empezado ya antes de los acontecimientos trágicos de Acteal, en septiembre/octubre ’97 cuando unos 4000 campesinos tuvieron que huir de sus comunidades después de haber recibido amenazas de muerte. Entre los ahora 10000 desplazados hay 2500 que pertenecen a la organización las Abejas

El desplazamiento ha sido un evento traumático a muchos niveles: por el hecho de recibir amenazas de muerte, por las perdidas materiales (abandonar o ver destruir sus casas, pertenencias, animales, cosechas, etc.), la separación con los familiares (no todos decidieron salirse), la imposibilidad de trabajar, etc.

Como lo subraya el Centro de Derecho Humanos Fray Bartolomé de Las Casas en su último informe “Acteal: Entre el Duelo y la Lucha”, en Acteal se suma el trauma de la masacre que tiene un efecto tanto a nivel personal y familiar como comunal y social. En los primeros tiempos después de la matanza, se sentían abatidos, no sabían que hacer, esperaban que los demás les dijeran qué hacer. Sentían que no valían mucho. Pero, cada persona y comunidad cuenta con recursos naturales y culturales que les permitirán recuperar de su trauma como el paso del tiempo, la seguridad, el afecto y la fe. En el caso de las Abejas, la fe es un elemento central: tienen oraciones y ayunos con regularidad, y cada mes el día 22 se celebra una misa, lo cual les ayuda a guardar la moral alta a pesar de sus dificultades.

Las condiciones de vida en que viven los desplazados no propician un desarrollo digno de la gente. Aunque se han mejorado desde su llegada hace un año, el estado de salud y de higiene (saneamiento) es todavía deficiente: existen múltiples enfermedades, carencia de letrinas y de agua potable.
Los niños desplazados sufren también de las consecuencia del desplazamiento, ya que no pueden asistir a la escuela. En Acteal, las Abejas construyeron una con láminas pero les hace falta materiales y maestros que puedan impartir los cursos. Los niños desplazados ya perdieron un año escolar, y si nada cambia pronto, perderán otro.

La situación de los desplazados no es nada fácil, y quizás lo que más les cuesta es aceptar la dependencia que esta situación genera. Hace más de un año, tuvieron que salir de sus comunidades sin nada, llevando solamente la ropa que tenían puesta. Tuvieron que depender de la ayuda humanitaria para vestirse, protegerse del frío, para su alimentación y medicamentos. Vicente, un representante de las Abejas nos comentó: “Tenemos vergüenza de pedir ayuda, no estamos acostumbrados a pedir limosna, nunca hemos pedido nada cuando estuvimos en nuestra comunidad, ni tampoco al gobierno. Pero no es por gusto que salimos de nuestras comunidades, no es por gusto que pedimos ayuda”. Algunas organizaciones humanitarias como Caritas piensan que ya se terminó la fase de emergencia y que los desplazados deben buscar la manera de ser auto-suficientes. La ayuda humanitaria también puede crear celos con quienes no la reciben. En una entrevista con SIPAZ, el Lic. Jiménez Bueno de la CNDH en San Cristóbal nos comentó que recibieron varias cartas (dirigidas al gobernador de Chiapas) de gente de afiliación priísta en Chenalhó que se quejaban de no recibir la atención del gobierno estatal ya que ellos también tenían necesidades y no recibían ninguna ayuda humanitaria.

Además de las condiciones de vida difícil, los desplazados viven una situación de inseguridad cotidiana ya que los paramilitares que les amenazaron siguen “paseando” por los campamentos. Según Vicente, los paramilitares de afiliación priísta suman alrededor de 150 personas y están todavía presentes en 10 comunidades del municipio. Por esta razón, los desplazados no pueden salir libremente a trabajar sus tierras. Desde hace dos meses, miembros desplazados de las Abejas provenientes de Los Chorros regresaron en grupitos de 10 a sus parcelas para preparar, por algunos días, la cosecha de su café. Declararon al Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas que los paramilitares se estaban rearmando y que estaban planificando otro ataque en contra de su organización. En esas condiciones, el retorno a sus tierras de origen es casi imposible, puesto que la seguridad de los desplazados no puede ser garantizada.

… … … … … …

Acción recomendada

  • Unirse a la campaña de la Asamblea Nacional por la Paz para mandar cartas de Navidad por fax o correo-electrónico al Presidente de la República mexicana, al Secretario de Gobernación y al Gobernador del Estado de Chiapas con el texto: “Acteal: Nunca más una Navidad sin nosotros”.

webadmon@op.presidencia.gob.mx

segob@rtn.net.mx

Lic. Roberto Albores Guillen
Gobernador del Estado de Chiapas
Fax. (int-52-961) 20917